Estáis preparados para realizar un nuevo viaje??  
Aquí ya os presentamos un lugar, el que os traemos hoy seguro que muchos ya lo conocéis, pero para los que no, os aseguramos que es un lugar para repetir!!! Nos vamos a Cádiz (que en estas semanas se encuentra de Carnavales) y, más concretamente, a Conil de la Frontera.

Aunque, normalmente se utiliza sólo Conil,  se sitúa en un llano costero en el lado suroeste de la provincia de Cádiz.
Bañada por las aguas del océano Atlántico (del que ya os hablamos aquí), limita al norte con Chiclana de la Frontera y al este y al sur con Vejer de la Frontera. Posee una extensión superficial de 87 km2 y una altitud sobre el nivel del mar de 41 m.

Hay que decir que Conil fue fundada en el 1200 a.C. por los fenicios y fue uno de los puertos romanos más importantes del sur de España; permaneciendo cinco siglos bajo el dominio musulmán.

Uno de los monumentos más interesantes que se pueden encontrar en Conil es la Torre de Guzmán, que se ubica en la Plaza de Santa Catalina (perteneciendo a la antigua fortificación de Conil, siglo XV). En los últimos tiempos, gracias a su restauración, ha podido nuevamente abrirse al público para convertirse en un Centro de Interpretación, además de ejercer como Punto de Información Turístico durante la época estival.

Lo que más destaca, por encima del resto, son las altamente conocidas playas de Conil, debido a la calidad del agua, de la arena y, principalmente, por la belleza que poseen.

 
La costa de Conil cuenta con diversos tipos de playas, pudiendo encontrar desde calas íntimas de espectacular belleza, a playas más extensas y de enorme amplitud (con ausencia de edificaciones) en las que se puede disfrutar de su estado prácticamente virgen.

A consecuencia de las características geológicas que posee la costa conileña, se han formado dos tipos diferentes de playas:

* Las playas del norte: como por ejemplo Calas de Roche (que os recomendamos encarecidamente si decidís vistar Conil) y Fuente del Gallo, que poseen materiales más resistentes y muy expuestos a la acción del mar, lo que ha originado varias calas con grandes acantilados de gran belleza.

* Las playas del sur: como la playa de los Bateles y el Palmar, que cuenta con materiales más blandos, produciendo playas muy horizontales y amplias, con elevadas cantidades de arena fina donde se pueden apreciar dunas que se encuentran muy poco urbanizadas.

Os animáis a visitarlas?? Tenéis alguna experiencia inolvidable en alguna de sus playas!! Podéis comentarnos vuestras historias aquí o en nuestro mail lamarsalao@gmail.com


Buen fin de semana!!!


PD: Yo me escapo este finde para Conil para encontrarme con la otra mitad de La Mär Salao, ya os enseñaré fotitos!!!