El presidente de EE.UU., Barack Obama, encabezó la semana pasada un esfuerzo mundial para crear 40 nuevas áreas marinas protegidas, una medida que los expertos consideran clave para preservar ciertos hábitats y especies cada vez más amenazados por la contaminación, la acidificación de los océanos y la pesca ilegal.

Obama participó en la jornada inaugural de la tercera edición de la conferencia internacional “Nuestro Océano”, que terminó el viernes pasado y en la que la Casa Blanca espera que veinte países anuncien la creación de 40 nuevas áreas marinas protegidas, que juntas sumarán 1.191.395 kilómetros cuadrados.

Una de ellas es el “Monumento Nacional de los Cañones del Nordeste y los Montes Submarinos”, la primera área marina protegida que EE.UU. crea en su costa atlántica y que resguardará 12.725 kilómetros cuadrados en las costas de Nueva Inglaterra.

“No podemos proteger verdaderamente nuestro planeta sin proteger nuestro océano”, aseguró Obama al anunciar en la conferencia la nueva área protegida, caracterizada por cañones y montañas submarinas que sirven de hogar a raras especies en peligro de extinción y corales únicos en el mundo.

Las áreas marinas protegidas son zonas donde la actividad humana está regulada más estrictamente para propósitos de conservación o donde directamente se prohíbe la pesca de todo tipo, en cuyo caso se denominan reservas marinas.

La ONU ha fijado como objetivo que el 10 % de los océanos del mundo estén cubiertos por áreas marinas protegidas para 2020, algo que será complicado alcanzar dado que actualmente solo el 3 % de las aguas globales están bajo ese régimen.

la mar salao iii conferencia internacional nuestro oceano

Fuente: EFE

A pocos meses de abandonar el poder, Obama quiere impulsar ese objetivo y para ello creó el mes pasado la mayor área marina protegida del mundo, el Monumento Nacional Papahanaumokuakea, en Hawai, con cerca de un millón y medio de kilómetros cuadrados.

Sumado a otros anuncios internacionales, 2016 ya es un año récord en cuanto a la protección de los océanos, con la creación de áreas marinas protegidas cuya extensión total es de 2.330.977 kilómetros cuadrados, según la Casa Blanca.

“La química de nuestros océanos está cambiando, lo que pone en riesgo la vida marina y tiene efectos en toda la cadena alimentaria. A medida que los océanos se calientan y aumenta el nivel del mar, es probable que cambien también nuestras vidas”, advirtió Obama, que pidió “hacer más y hacerlo rápido” para revertir esa tendencia.

Además, el Reino Unido anunció que duplicará las áreas marinas protegidas en torno a varias islas bajo su jurisdicción: las Pitcairn en el Pacífico, y las Saint Helena, Tristan da Cunha y Ascensión en el sur del Atlántico; para ocupar unos cuatro millones de kilómetros cuadrados en total, un área más grande que India.

El ministro de Exteriores chileno, Heraldo Muñoz, también abogó hoy para crear más áreas marinas protegidas y recordó que la más grande de Suramérica está en Chile, en el parque Nazca-Desventuradas creado el año pasado, que cubre 300.000 kilómetros cuadrados con un 72 % de especies “endémicas”.

A eso podrían sumársele otros casi 700.000 kilómetros cuadrados de aguas protegidas en la isla de Pascua, en cuanto concluya una consulta con la comunidad autóctona rapanui que el Gobierno de Michelle Bachelet confía en completar este año.

El ministro de Exteriores de Costa Rica, Manuel González, recordó que su país tiene previsto ampliar las aguas protegidas de la Isla del Coco en casi 10.000 kilómetros cuadrados adicionales, para “proteger uno de los hábitats marinos con más diversidad del mundo”.

La vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo, destacó que el 13,5 % de sus aguas territoriales están protegidas y anunció que su Gobierno ha ratificado el acuerdo sobre medidas del Estado rector del puerto, un tratado internacional impulsado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Por su parte, España anunció que invertirá 7,8 millones de dólares anuales (6,9 millones de euros) durante cuatro años para “consolidar” su sistema de control integral de la actividad pesquera, explicó el secretario general de Pesca del Ministerio de Medio Ambiente, Andrés Hermida.

En la conferencia no faltó el actor y activista medioambiental Leonardo DiCaprio, quien anunció hoy el lanzamiento de una página web que permite seguir la pista a todos los grandes barcos pesqueros comerciales del mundo a tiempo casi real, una herramienta desarrollada por Google y las organizaciones Oceana y SkyTruth.

Fuente: EFE