Un cetáceo ha aparecido muerto este martes en la playa de San Juan, en Famara. El cuerpo del animal está en avanzado estado de descomposición y presenta mordeduras de tiburones.

Se trata de un ejemplar joven de calderón tropical de unos tres metros. En un principio, un biólogo se ha trasladado a la zona para realizar la necropsia, que permitirá determinar las causas de su fallecimiento. La marea estaba subiendo, por lo que finalmente se realizó la necropsia el miércoles.

Fuente: La Voz de Lanzarote.

“La marea llena nos ha impedido practicar la necropsia, ya que no hemos podido acceder al animal”, ha explicado Vidal Martín, presidente de la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario.

Martín ha señalado que el animal lleva “varios días muerto” y tiene “muchas mordidas de tiburones”, que se han producido post mortem. “Murió en altamar y llegó arrastrado a la costa”, ha señalado este biólogo.


De momento, no se sabe qué le pudo ocurrir al animal y habrá que esperar a este miércoles a que el biólogo le practique la necropsia. Vidal Martín ha señalado que es “normal” que se encuentren este tipo de especies en esa zona de Lanzarote. “Canarias es un punto caliente de paso de cetáceos”, ha recordado.

Fuente: La Voz de Lanzarote.