Buenas tardes a tod@s!!! ¿Qué tal fue el fin de semana? 

Aquí se presenta otra semana más con los continuos cambios de la primavera  fresquito, calor, lluvia, viento, en fin la estación más impredecible del año. 
Hoy nos gustaría  hacer referencia a…

Día de la Tierra 2013
Este día más que una gran celebración,  es un día de concienciación ambiental a todos los humanos. 
Hemos de recordar que el planeta en el que vivimos es «nuestra casa hoy y mañana», para nosotros y nuestros descendientes. Por lo tanto por nuestra propia supervivencia debemos de tener en cuenta la situación actual, los posibles efectos del cambio climático  de nuestro desarrollo insostenible y del abuso que cometemos contra la Tierra. 
El fundador de este día, senador de Estados Unidos llamado Gaylord Nelson, el 22 de Abril de 1970, se propuso abrir los ojos a la población, de manera que fueran conscientes de que   el desarrollo en su país no llevaba buen camino y que era necesario crear diferentes leyes que protegieran el medio ambiente, así nació la Agencia de Protección Ambiental en dicho país.
Posteriormente en 1972 se celebro la Cumbre de Estocolmo, primera conferencia internacional sobre medio ambiente. Y en la Declaración de Río en 1992, oficialmente se proclamó el Día internacional de la Madre Tierra (pincha aquí para más información). 
Se han dado pasos desde antaño hasta hoy 22 de Abril del 2013, pero en ambos sentidos, es decir tanto protegiendo el planeta como en la senda de la destrucción y mal uso de los recursos naturales. 
El lema de este año es «El rostro del cambio climático» y aunque parezca repetitivo e incluso pesado debemos de actuar ya, pues se está repartiendo mucha información  pero…¿es realmente efectiva? 


Lo que si es efectivo es el daño que ya hemos realizado en el planeta, estamos un punto de no retroceso, pero lo que si podemos conseguir es desacelerar el daño causado y eso es cosa de todos, grandes y pequeños. Las pequeñas acciones terminan dando grandes frutos, por lo tanto tomemos la iniciativa y demos un giro a nuestro modo de vida. 
Son muchas las actividades que se llevan a cabo en nuestro país para conmemorar este día, la mayoría de ella en centros educativos o de enseñanza, pero…¿Qué pasa con los demás? La sensibilidad ambiental en los pequeños y jóvenes,  está más a flor de piel que en la mayoría de los adultos. ¿Qué pasa con las empresas? ¿Sería necesario seguir cambiando las leyes? 
Esperemos al menos que este día llegue a la conciencia de much@s y tomen medidas al respecto. La Tierra será la herencia de nuestros hijos, trabajemos para poder dejarla,  como nos gusta encontrarla.