Siendo enero el mes de los propósitos de nuevo año, septiembre se convierte en el mes de comenzar un nuevo curso: planificación, nuevos proyectos, pilas cargadas del verano…

Nosotras también volvemos y con las pilas más cargadas si cabe, sienta bien la desconexión, pero echábamos de menos nuestro rinconcito marino.

Así que hoy, para que la vuelta no sea tan dura, os dejamos una imagen…

…donde poder evadirse un poco en caso de estrés post-vacacional.

¡¡Feliz lunes!!